8 comentarios

  1. Qué guay! La verdad es que las tradiciones hace ilusión mantenerlas. Nosotros también montamos el árbol para el puente de la constitución. Y también baja el tió y le damos cada noche de comer una mandarins o lo que pillemos, hasta Nochebuena que caga chuches y chocolatinas. El día de Navidad siempre hay sopa con galets rellenos de carne picada mmmm me chiflan y sólo la comemos ese día. El día de San Esteban comemos en el restaurante con toda la familia de Marido. Las zapatillas las dejamos enfrente del balcón la noche de reyes porque no pueden entrar con los camellos! Jajaja. Y ahora no se me ocurre nada más! Con los niños es precioso volver a vivir la magia de estas fechas!

    1. Author

      Ainssssssssssss el tió… lo que me gusta a mí esa tradición. Un año pasé la Navidad con mi familia de Tarragona y lo descubrí y me quedó marcada 😛
      La verdad es que al final casi todas las tradiciones son parecidas pero lo más importante es no perder la magia e ilusión de estas fechas, así nunca se perderá la Navidad

  2. Es bonito tener tradiciones, siempre que nos gusten!! Ja ja!! Lo cierto es que la navidad está llena de ellas, y por eso se siguen haciendo. Creo que de lo más bonito es ver a los niños disfrutar de ellas, porque de ese modo, también disfrutamos nosotras. Un saludo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.