2 comentarios

  1. Hace mucho que no leo un libro de Bucay, pero recuerdo este prólogo, ya en su día me llamó la atención, y hoy, volver a recordarlo ha estado bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.