8 comentarios

  1. Tengo que decirte que entiendo a tu hijo. Los ejercicios a diario son un rollo. Yo deberia hacer y nunca me pongo. Y cuando me duele la rodilla me acuerdo. Lo mejor es un deporte. En mi caso nado o voy en bici. Ya nos contaras que tal tu hijo con el baile

  2. Ay es un horror tener que ser la que recuerde a todo el mundo lo que hay que hacer aunque de pereza o no apetezca, como si te diera placer que los demás tengan que hacer algo que no quieren.

    Espero que con el baile le vaya mejor y que lo disfrute, ya nos contarás 🙂

  3. Ufff me he sentido identificada palabra por palabra con lo que cuentas en cuanto a tener que estar tú detrás para conseguir el objetivo. Aún no son lo suficiente maduros para entender que hay cosas que se hacen por su bien, como en vuestro caso los ejercicios….y es muy duro darse de bruces todos los días contra una pared. En esta casa, por otro tema médico distinto estamos igual…si no estoy yo detrás el niño no lo hace..y en mi caso concreto me toca a mi sola tirar para delante porque no hay más….y claro , los avances son muy lentos.
    Espero que el próximo post nos cuentes buenas noticias y se le note más la mejoría. Un abrazo enorme.

    1. Ainsss qué pena que tengan que ser así las cosas y que nos toque ser “las malas” de la película. Pero al final nos lo agradecerán 😛

  4. Ains, es normal que no quiera hacerlos. No es algo divertido! A lo mejor si le pones música mientras los hace puede que se le haga menos pesado. Mucho ánimo!!

  5. Como siempre he disfrutado leyéndote porque siempre leo realidad en tus post. Mucho ánimo guapa!!! A veces es cansado estar siempre ahí dándolo todo, pero tiene su recompensa!!! Espero que le vaya fantástico en las clases de baile 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.