8 comentarios

  1. Ay de verdad como me alegro de esto que nos cuentas, pero sobretodo de que le esté gustando, porque yo creo que lo más importante es que las disfrute, y hacer deporte nunca es algo malo.

    Si ya encima estáis notando mejoría me alegro aún más. ¡Ánimo con las clases!

    1. Sí, para mí también era muy importante que le gustara. Es más, sabía que le iba a gustar pero era él el que no quería intentarlo. Al final todo está yendo mejor de lo esperado 😉

  2. Seguro que le va genial, bueno de hecho ya estás notando resultados. Supongo que al principio le debió costar porque por desgracia aún pesan los prejuicios(lo digo por cosas que me han pasado con mi peque) pero luego se ha dado cuenta de que está muy bienl!!

    1. Sí, los dichosos prejuicios fueron el gran obstáculo para empezar las clases de baile. No míos, claro, si no de lo que escuchaba mi hijo. Ahora más de un amigo se quiere apuntar también a las clases y es que… ¡¡les encanta bailar!!

  3. Que guay!! como me alegro que al final esté motivado y entusiasmado, eso es lo importante, que haga cosas que le ayuden y que los hagan niños felices ,porque así somos también felices toda la familia. Un abrazo

  4. Qué bien habéis hecho en respetar sus peticiones para empezar, los niños suelen tener vergüenza por pensar que los demás se van a reír de ellos y aunque algo les guste, como vean que se ríen, son capaces de dejarlo. Si desde el minuto 1 ya todos respetan sus deseos, ellos se sentirán mas libres.

  5. El ballet es una disciplina preciosa, me alegro que le esté gustando porque a final de cuentas es bueno que lo disfrute. Al igual y se enamora del ballet y decide seguir. Me alegro mucho que ya estén viendo la mejoría, pronto la evolución será mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *