7 comentarios

  1. Yo siempre he llevado un bolso enorme, incluso antes de ser madre. No sé si me veré en el futuro con uno más pequeño, vamos porque con la maternidad casi que no me ha aumentado mucho de tamaño 😛

  2. cuando cumplen los 18:
    Cargador para todos, cascos para todos, dinero, para todos también, más dinero, para transporte, para que se vayan con los amigos, para cualquier cosa…, las gafas de sol de todos, a veces las chaquetas de todos, las llaves de todos de todos los sitios, más dinero… Todavía no hemos llegado a esas cosas que hay que llegar cuando tienen novios, pero no lo descarto.

  3. Mi evolución ha sido la misma, pero yo tengo dos bolsos, una para trabajar y otro para el ocio. En el segundo es donde se incluye agua, merienda, pañuelos… Aunque ya Paula se gestiona sus juguetes todavía hay días que al salir de casa soy un “mulo de carga”.
    Besos!

  4. Tienes razón!! Cuando son pequeños casi más que un bolso parece una mochila..Luego va cambiando aunque, a pesar que mis hijos son mayores sigo llevando toallitas húmedas. Por supuesto aguas, que ya las llevan ellos y algo de picar si vamos a estar mucho fuera de casa.

  5. Totalmente de acuerdo!! yo estoy en la etapa de los 6 años , mi bolso cambia por temporadas ahora llevaré el súper bolso, porque tendré que llevar aparte de todo lo que pones, el protector solar, repelente de insectos y crema para picaduras.

  6. Bufff, mi bolso ahora es cuando parece el de mary poppins. Antes llevábamos una bolsa aparte, pero ahora… que si juguetes, que si agua, que si toallitas, una muda y no sé cuántas cosas más.
    Espero poder volver a llevar mis mini bolsos para llaves, movil, tarjeta

  7. Jajajaja como me siento reflejada sobre todo con los por si acasos. Volveremos a tener un bolso pequeño?? Jjajaja
    Muy buen post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.